lunes, 30 de marzo de 2015

RIO BOROSA, 28 MARZO 2015

Ayer sábado, ruta al nacimiento del río Borosa. Un largo desplazamiento en coche, no en distancia sino en tiempo que mereció la pena.
26 km en los que la dificultad de la subida, no la percibes en absoluto. La exuberante vegetación, el sonido incesante del agua al caer, las caprichosas formas de los macizos de caliza conformados por la erosión, las cavidades con formaciones y estalactitas, lis contrastes de luz y de sobras, la paz del remanso del pantano...te envuelve de tal modo, y, es ta grande su belleza, que el tiempo y el esfuerzo se suceden sin percibirlo.
Gracias a los magníficos amigos de La Puebla de D. Fadrique del grupo de Senderismo Piedra de la Rendija, por las experiencias de naturaleza que me estáis permitiendo conocer. (Comentario de Antonio Marmol Otuño)